PASION NUMISMATICA

EL ARTE DEL COLECCIONISMO

Prueba:

Moneda hecha expresamente para coleccionistas o como recuerdo. Son piezas escogidas entre las de circulación normal o conmemorativas, a las que se les somete a un proceso de pulimentado que dejará el campo de la moneda brillante como un espejo. No están acuñadas para su uso, aunque tengan igual valor facial que las habitualmente utilizadas.
Monedas sin circular (SC):
Se distinguen dos valores:
Flor de cuño: son las primeras monedas troqueladas por un cuño nuevo, antes de perder un poco la perfección o profundidad de los relieves.
Sin circular: de perfección absoluta, pero con los relieves algo más suaves que en las de flor de cuño.
Extremadamente bien conservada (EBC):
Extremadamente bien conservada: piezas que están casi flor de cuño, pero que tienen ciertos indicios de haber circulado o haber sido mal manipulada en la ceca, así mismo si tiene una fuerte pátina aunque conserve el brillo original.
Muy bien conservada (MBC):
Esas piezas que, aunque se nota que han circulado, tienen los relieves muy bien conservados, aunque los detalles más sobresalientes del relieve están con un desgaste incipiente.
Bien conservada (BC):
Piezas bastante desgastadas, sobre todo en la figura, aunque todavía conservan la leyenda y la fecha más o menos visibles. También aquellas conmarcas fuertes de óxido o con una profunda pátina.
Regular conservada (RC):
Piezas totalmente desgastadas pero que todavía, con un poco de imaginación, dejan entrever algún detalle para su catalogación. Normalmente, para la colección no valen, salvo que sea una pieza RR. Aquí se incluyen las dobladas y partidas.
Mal conservada (MC):
Aquellas que por el desgaste o pátina son irreconocibles y sólo se adivina su valor o tipo por el tamaño, peso, metal, etc.

 

Abridor:

 

Conocido igualmente como “grabador” o “incisidor” se trata de un especialista en troqueles o cuños.

Acuñación:
Término que se refiere a la fabricación de monedas.
Amonedar:
Reducir a estado monetal cualquier metal.
Anverso:
Cara o lado principal de las monedas o medallas.
Balancín:
Se trata de una prensa de volante empleada en la acuñación de monedas y medallas.
Batir:
Acuñar o labrar moneda.
Blanca:
Moneda castellana de vellón llamada así por el color blanco de plata que resulta de su aleación con el vellón. Comienza su acuñación en el reinado de Juan I de Castilla (1379-1390) y finaliza en el de Felipe II (1556-1598). Su equivalencia varía en las épocas.
Canto:
Borde exterior y lateral de la moneda.
Cara:
Faz principal de la moneda o anverso.
CECA:
Del árabe, casa de moneda.
Columnario:
Fue la más universal y seguramente la más bella de las monedas españolas de todos los tiempos. Se acuñó bajo los reinados de Felipe V, Fernando VI y Carlos III. La esquematización de sus dos columnas de Hércules y la bandeleta con leyenda "Plus Ultra" dio lugar al símbolo de la moneda que ha ejercido en el siglo XX el papel de divisa mundial que antes correspondió a la española: el dólar.
Cordoncillo:
Dibujo estampado en el canto.
Cospel:
Palabra procedente del verbo latino "scuipere", que se refiere al disco de metal después de torcularse. Se conoce también como "flan".
Cruz:
Dícese en España al reverso de las monedas, ya que ha sido frecuente, sobre todo desde el siglo XVI al XIX, que las españolas presentaran una cruz con cuarteles de leones y castillos en su cara secundaria.
Cuño:
Son piezas de acero grabadas en hueco con los motivos que han de ser impresos en la moneda.
Desmonetizar:
Acto de quitar el valor legal a la moneda en curso.
Ensayador:
Oficial que comprueba la aleación de los metales. Solían poner sus iniciales como garantía de la moneda.
Fecha:
Año de acuñación.
Fiel:
Oficial que verificaba el peso de la moneda.
Flor de cuño:
La conservación que presentan las moneda fabricadas con el cuño nuevo y sin circular.
Gráfila:
Orla de las monedas y medallas, muy cerca o unida a su borde, y que aparece de distintas formas: rayas, estrías, puntos, hojas, etcétera.
Incusa:
Moneda que presenta una de sus caras, en lugar de a relieve, reproducida en hueco.
Labrar:
Sinónimo de acuñar.
Ley:
Proporción de metal noble (oro o plata) que contiene la aleación.
Leyenda:
Conjunto de palabras que habitualmente se disponen de forma circular.
Liga:
Aleación de los metales que componen la pasta para amonedar.
Macuquina:
Moneda colonial hispanoamericana de plata y oro de aspecto irregular y bordes recortados.
Maravedí:
De origen almorávide, "morabetí". Antigua moneda española de diferentes valores y metales, según la época. A partir del siglo XVI son acuñaciones de vellón en las que la plata va desapareciendo, hasta ser sólo de cobre a partir de Fernando VI.
Marco:
Patrón o tipo para contrastar y fabricar moneda.
Martillo:
Moneda fabricada a golpe de maza o martillo, empleando un troquel y un yunque para imprimir el tipo. Es un sistema muy antiguo, que perduró hasta el siglo XVI, cuando se introdujo el sistema de volante, balancín, molinos, etcétera.
Matriz:
Confundido a veces con el troquel o cuño, se trata de un molde donde aparece el tipo que se reproducirá en los troqueles y punzones, de manera que las monedas presenten uniformidad en su factura.
Módulo:
Diámetro de la moneda cuya medida se expresa generalmente en milímetros.
Moneda:
De origen etimológico polémico, es una deformación de "moneta", palabra latina perteneciente, tal vez, a una divinidad italiota. La moneda es una pieza generalmente de metal, redonda, cuadrada, rectangular, oblonga, octogonal o irregular, autorizada por el Estado emisor como valor de cambio.
Monograma (o anagrama):
Conjunto de letras principales de un solo nombre, formando un dibujo o figura.
Numismática:
Rama de la ciencia histórica que estudia las monedas y medallas antiguas y modernas, analizándolas desde el punto de vista histórico, artístico, iconográfico y relacionándolas con la economía, la geografía, la epigrafía, la política…
Obsidional:
Aparece generalmente como "moneda de necesidad", en momentos difíciles de guerras, asedios, etc.
Onza:
Derivado de latín "uncia", duodécima parte de "as" romano. En España, moneda de oro de 8 escudos y un peso de 27,06429 gramos.
Pátina:
Ligera capa de color azulado, castaño, gris, rojizo a verde, que el tiempo y la humedad han impreso en la superficie de monedas o medallas.
Provisional:
Moneda acuñada en circunstancias especiales de escasez de metal, y cuyas características reflejan la precariedad de la situación.
Punzón:
Tiene la misma apariencia que el cuño, pero en relieve, ya que se trata de una pieza de acero en cuyo extremo achatado se han grabado previamente los tipos a reproducir.
Reacuñar:
Volver a someter al proceso de acuñación a una moneda o medalla.
Recortada:
Moneda a la que se quita parte del metal con intención fraudulenta.
Resellada:
Moneda que se punzona para cambiar su valor o área de circulación.
Reverso:
Cara secundaria de la moneda opuesta al anverso.
Riel Monetario:
Barra de plata, oro u otro metal con las marcas de su ley y peso que se entregaba al fiel para la preparación de los cospeles.
Señoreaje:
Privilegio que tenía el rey o señor sobre las casas de moneda. Subsistió hasta el siglo XIX, en forma de impuesto.
Serie Monetaria:
Conjunto de piezas que pertenecen a una misma emisión, con distintos valores.
Signo de la CECA o Marca
Letras o siglas que identifican a una casa de moneda.
Sistema Monetario:
La moneda con la unidad, múltiplos y submúltiplos, que circula en cada país ajustándose a las leyes de emisión.
Tipo:
Motivo o figura principal que aparece estampado en la moneda.
Vellón:
VELLÓN. Aleación de cobre con plata. Las piezas acuñadas con esta liga suelen ser de baja calidad por la tendencia a disminuir paulatinamente la proporción de plata.